Rui Costa, el primer portugués que se corona campeón del mundo

Alberto-Rui-Costa

Nunca antes un ciclista portugués había ganado un mundial de ciclismo. Este domingo Rui Costa acabó con esa sequía al imponerse en la prueba de fondo en carretera de los Mundiales de la Toscana por delante de Joaquim Purito Rodríguez, quien rodaba escapado y a quien dio alcance en el último kilómetro para batirle en un intenso mano a mano, y mucho más por delante de Alejandro Valverde, verdugo a su vez de Vincenzo Nibali. Un podio ibérico en Florencia. Y dos medallas para España, las primeras y las últimas, en una edición sin lustre para el resto de las categorías, previsible pero no admisible para la nación número 1 del ProTour. No es demérito de los ciclistas, lo es de las circunstancias que ahogan a este deporte y también de su gestión. Pero esa es otra historia.

En Florencia, tras 7 horas 25 minutos y 44 segundos de carrera, tras una jornada pasada por agua marcada por las caídas y muchos tempranos abandonos, tras 272 kilómetros de desgaste, el arcoíris se lo jugaron Rui Costa y Purito Rodríguez. El catalán, junto al italiano Michele Scarponi y un Vincenzo Nibali que había besado el suelo en dos ocasiones, reventó la carrera en la subida a Fiesole dentro de la última vueltaal circuito toscano. Solo Alejandro Valverde, el colombiano Uran y el portugués Costa dieron muestras de buenas piernas. Mucho tiempo atrás se habían bajado de la bici los Evans, Wiggins, Froome, Roche… Y sin noticias de Fabian Cancellara o Peter Sagan, de los principales favoritos. La bajada del Fiesole eliminó a Uran, tremenda caída la suya, y destacó en cabeza cinco ciclistas después de que Purito rodase en solitario unos kilómetros. Era la fuga buena. Y España, tras una táctica extraña sin apenas protagonismo, con Jonathan Castroviejo dando la cara en labores de control en la transición entre la penúltima y la última vuelta, se veía con sus dos líderes delante.

En los últimos kilómetros, con un muro  y un repecho por delante, las medallas eran cosa de cuatro: Purito, Valverde, Nibali y Costa. Purito, con dos intentos en la Via Salviati, volvió a destacarse en la cabeza. Unos segundos de margen que parecían suficientes visto lo visto en otras carreras. Por detrás, Valverde controlando. En teoría. Fijo tras la estela de Vincenzo Nibali(un ciclista al que dos caídas podían debilitar más, sin tanta punta de velocidad como Costa, presionado por el magnífico trabajo de Italia en un mundial en casa), el murciano no salió a la estela del portugués, que acabó alcanzando a Purito en el último kilómetro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>