Depilación para presumir de unas piernas más suaves

Depilacion

Si tenemos la piel muy sensible, es posible que tras la depilación aparezcan rojeces o pequeños granitos.

Llega la hora de depilarte y tus piernas quedan perfectas. Sin embargo, tras el paso de los días, la piel comienza a adquirir un aspecto más seco y áspero. ¿Cómo volver a tener la suavidad del primer momento? Presta mucha atención a los siguientes consejos y presume de piernas este verano.

Para conseguir un resultado duradero, debemos mantener perfectamente hidratada nuestra piel. Para ello, no es suficiente con aplicarlociones y cremas de vez en cuando. Es fundamental ser constantes y ponerlo en práctica todos los días.

Si tenemos la piel muy sensible, es posible que tras la depilación aparezcan rojeces o  pequeños granitos. Para evitarlo y conseguir, además, una depilación menos dolorosa, prueba a utilizar todos los días una crema que añada hidratación y nutrición a tu piel, siempre y cuando sea libre de alcoholes para evitar la irritación.

Un truco profesional que te facilitará la depilación notablemente consiste en limpiar antes tus piernas con agua tibia y jabón. Esta clásica combinación te ayudará a debilitar el pelo en ese momento para que salga más fácil desde la raíz.

A los pocos días de haberte depilado, prueba a exfoliar tus piernas. Lo más recomendable es hacerlo una vez a la semana: esta limpieza en profundidad acabará con los pelitos enquistados que aparecen debajo de la piel. Además, eliminarás las posibles impurezas, como los puntos negros o las antiestéticas grietas provocadas por una falta de hidratación. ¿El resultado? Unas piernas más suaves y radiantes.

En la ducha, tendemos a lavar nuestras piernas con la ayuda de una esponja: nos ayuda a limpiar bien la zona, sin embargo, no es suficiente para acabar con las células muertes. Por ello, desde Nosotras te recomendamos que utilices un guante de crin.

En un sencillo gesto y de manera rápida, lograrás una exfoliación perfecta. ¿Lo mejor? Que pondrá en activo la circulación sanguínea para ayudarte a evitar la temida retención de líquidos y la sensación de pesadez en tus piernas.

Al utilizar un guante de crin conseguiremos, además, que la loción hidratante que utilicemos a continuación penetre más rápidamente en la piel y actúe con más eficacia. Al momento, disfrutarás de una piel visiblemente más lisa y suave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>