El Audi R18 repite victoria en las 24 Horas de Le Mans

le-mans-2013

De los vitores iniciales por el arranque de la carrera se pasó a la decepción y más tarde la consternación por el accidente y fallecimiento de Allan Simonsen en la tercera vuelta.

Quattro victorias consecutivas de Audi en Le Mans y ya van nueve en la última década, dos para el último híbrido diésel de los alemanes. Los Audi se han convertido en los reyes de Le Mans y este año han reafirmado su reinado en la carrera de resistencia más épica e importante del año con una victoria, nada sencilla, frente a unos Toyota que en los últimos doce meses han madurado lo suficiente para plantarles batalla. El Audi R18 e-tron quattro se coronó cruzando el primero la bandera a cuadros seguido, a una vuelta de distancia, por el Toyota TS030 Hybrid. A vuelta y media del campeón entraría el tercero en discordia, también Audi, completando un podio de ensueño para los de Ingolstadt.

El viernes, en la rueda de prensa previa a las 24 horas de Le Mans, Yoshuaki Kinoshita, máximo responsable de Toyota Motorsport, comentaba que para ellos acabar la carrera era su objetivo a corto plazo. El “fracaso” del año pasado les había hecho ser más humildes aunque el mensaje cambiaba rápidamente. Los primeros compases de la gran cita del año, comenzaba siendo una lucha de tu a tu entre Audi y Toyota aunque la carrera no tardaba en teñirse de luto.

Allan Simonsen perdía el control de su Aston Martin V8 Vantage GTE a la salida de Tertre Rouge y se empotraba contra los guardarrailes teniendo el peor de los resultados posibles. El piloto danés se convertía en el primer piloto fallecido en el trazado de La Sarthe, un trazado que todo sea dicho de paso, se ha llevado por delante la vida de 21 pilotos. Aston Martin, decidía tomar la decisión de retirar sus cuatro coches restantes como símbolo de respeto aunque por petición expresa de la familia de Simonsen continuaban en carrera.

El accidente provocaba la salida del safety-car, una de las palabras más repetidas a lo largo de la carrera ya que el coche de seguridad llegó a aparecer en pista hasta en 12 ocasiones, sumando un tiempo en pista de más de seis horas. Ambas cifras, un récord para las 24 horas de Le Mans. Buena parte de la culpa lo tuvo el clima ya que la lluvia estuvo presente durante toda la prueba.

La lluvia se convertía en la aliada de Audi y de sus Audi R18 e-tron quattro y hacía que la segunda unidad, la de Mr Le Mans, Tom Kristensen, se ponía líder, posición que ya no dejaría hasta la bandera a cuadros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>