El primer encierro, muy limpio

No hubo que lamentar ningún herido grave.

El primer encierro de San Fermín se saldó sin cornadas ni heridos graves. Fue una carrera limpia ante los toros de Alcurrucén, que llegaron fatigados a la parte final.

El encierro duró algo más de cuatro minutos y contó con una multitud de corredores, que taponaron las calles en algunos tramos. El inicio de la carrera fue rápido, pero después el ritmo decayó al tiempo que los toros perdían fuelle.

Sobre el final de la carrera, la multitud de corredores taponaron las calles y uno de los toros se quedó parado frente a ellos, con claros síntomas de fatiga. Al final, la cosa no pasó a mayores y no hubo que lamentar ningún herido grave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>