Gijón, la ciudad volcada en el mar

GIJON

Gijón concentra en una coqueta ciudad la comodidad e infraestructuras de una gran urbe,rodeada por una naturaleza privilegiada. Tal vez la hospitalidad gijonesa sea solo agradecimiento a ese todo del que pueden disfrutar.

Xixón es una derivación del nombre que los pobladores celtas asentados en la actual Cimavilla dieron en origen: Gigia. Esa Cimavilla –Cimadevilla en castellano– es la parte más antigua de la ciudad. Situada en la vertiente sur del cerro de Santa Catalina, o de La Atalaya, se ha convertido en un enclave que aúna modernidad y conservación.

Así, el antiguo puerto comercial es hoy un puerto deportivo. En la parte alta, un parque que corona una escultura que ya es símbolo de Gijón: Elogio del horizonte, de Eduardo Chillida. Hay que verla… y escucharla.

El otro símbolo es más antiguo; estaba ya antes de que “llegara” la ciudad. Es la playa de San Lorenzo, que cuenta con una extensión de 3.000 metros, flanqueados por el Paseo Marítimo. Donde acaba el centro de Gijón empieza esta playa.

Claro que no es la única de la ciudad. Más modesta es la playa de Poniente, en la zona del barrio de Fomento, con 500 metros de longitud. La más occidental y reciente, de solo 1995, es la playa del Arbeyal, entre los barrios de El Natahoyo y La Calzada.

Volvemos al barrio de Cimadevilla para conocer el Palacio de Revillagigedo, también conocido como Palacio del Marqués de San Esteban del Mar. Se remonta a tiempos de la Edad Media, y hoy es sede del Centro Internacional de Arte Contemporáneo Palacio de Revillagigedo. El palacio y su colegiata son Conjunto Histórico Nacional desde 1974.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>