Peligroso encierro en San Fermín con tres corneados

En los cinco anteriores no se registró ningún herido.

La sexta carrera de San Fermín rompió las buenas estadísticas que hasta ahora no habían registrado ningún herido por asta de toro hasta ésta, en la que los toros de El Pilar causaron tres heridos por asta de toro.

Se presuponía una carrera rápida como la que firman estos toros de la misma ganadería en 2011 y sí, comenzó rápida, y también rápidamente apareció el drama.

Fue un encierro peligrosísimo, lento (casi cinco minutos) y muy complicado para los mozos, que vieron cómo rápidamente un toro castaño se despegaba del grupo y comenzó a arremeter en la cabeza de la carrera. En Santo Domingo se produjo la primera cornada de la carrera. Un estadounidense que sufrió una cornada en el abdomen y al que ha sido necesario extirparle el bazo.

Mucho más rezagado se quedó otro morlaco. Ese toro negro que causó estragos se quedó el último del grupo en la curva de la Estafeta. En esa zona se cayó tras embestir a un mozo, con el que terminó encelándose. Mala suerte tuvo ese muchacho que tropezó justo en el momento clave en el que se alejaba del morlaco. Sufrió varios ataques furibundos de los que el mozo se protegía como podía, agarrándose a los cuernos del animal, que acabó propinándole tres cornadas en las piernas, afortunadamente sin consecuencias. El tercero fue en el tramo final en Telefónica. Los tres fueron hospitalizados e intervenidos y ya se encuentran fuera de peligro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>