Un eyeliner para cada tipo de ojos

colored-eyeliner

Trazos finos, gruesos, ascendentes… como no todos los ojos son iguales, es importante que conozcas cuál es la aplicación de eyeliner que más te favorece

Sin duda, el eyeliner se ha convertido esta temporada en la principal herramienta de maquillaje. Sensual, atrevido y muy socorrido, es nuestra arma fundamental para salvarnos de cualquier apuro. Para sacarle el máximo partido y acertar en su uso, a continuación te desvelamos cómo aplicarlo según la forma de tus ojos. ¡Conviértete en toda una maestra!

Trazos finos, gruesos, ascendentes… como no todos los ojos son iguales, es importante que conozcas cuál es la aplicación de eyeliner que más te favorece. Resuelve tus dudas con estos sencillos trucos.

Ojos almendrados

Caracterizados por tener una forma muy equilibrada, podrás sacarle el máximo partido con solo dibujar una línea que vaya in crescendo: más fina al principio y más gruesa al final.

La peculiaridad de este tipo de ojos hace obligado que el trazo aplicado sea muy fino, sin necesidad de superar el párpado móvil. Comienza desde la zona del lagrimal delineando tu ojo a ras de pestañas superiores. A partir de la mitad y hacia la parte exterior del ojo, engrosa el trazo para resaltar más tus ojos almendrados.

Ojos caídos

La clave está en intentar aproximar la forma de este tipo de ojos a una forma más avellanada. Para lograrlo, sólo tendrás que empezar a delinear tus ojos desde la mitad del párpado hasta el final, siempre intentando que el trazo se mantenga lo más pegado a tus pestañas superiores.

Para conseguir una textura modulable y el grosor deseado, te recomendamos utilizar un eyeliner de textura gel, aplicado con un pincel fino. El secreto para “levantar” la mirada, está en hacer el trazo de forma ascendente: desde el centro hasta el final del ojo.  El resultado, ¡se nota!

Ojos rasgados

Lo que buscamos con este tipo de ojos es aumentar la forma y conseguir un efecto óptico de mayor tamaño. Para conseguirlo, sólo debes trazar una línea de igual grosor tanto en la parte interna como externa del ojo.

Para facilitar el delineado, prueba a utilizar un eyeliner con punta de rotulador que te permita mantener el pulso a lo largo de todo el trazado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>