Vargas Llosa homenajea a los héroes cotidianos en su nueva novela

portada heroe discreto grande 1 Vargas Llosa homenajea a los héroes cotidianos en su nueva novelaMañana llega a las librerías el primer libro que ha escrito Mario Vargas Llosa tras obtener el premio Nobel de Literatura en 2010. El héroe discreto cuenta la historia paralela de dos personajes: Felícito Yanaqué, un pequeño empresario dueño de Transportes Narihualá, que es extorsionado por la mafia, e Ismael Carrera, un exitoso hombre de negocios, propietario de una aseguradora en Lima, que urde una venganza contra sus dos hijos holgazanes que quisieron verlo muerto. Ambos son, a su modo, discretos rebeldes que intentar hacerse cargo de sus destinos, echando un pulso al curso de los acontecimientos, y viviendo según sus ideales y deseos.

En la presentación esta mañana de la novela en Madrid, Vargas Llosa ha explicado que elpunto de partida fue algo que oyó o leyó –no lo recuerda– que había ocurrido en la ciudad peruana de Trujillo. “Allí, un empresario, transportista, de origen muy humilde, había hecho pública su decisión de no pagar cupos a la mafia. Hizo saber que no aceptaría el chantaje de la mafia y que estaba dispuesto a correr todos los riesgos que ello implicaba. A mí, la imagen de ese personaje, un empresario humilde, que seguro que con mucho esfuerzo había construido esa empresa exitosa y que, en nombre de ciertos principios, estaba dispuesto a enfrentarse a algo tan peligroso como son las mafias, la violencia que aquello implicaba, y que lo hacía sabiendo que sacrificaba muchas cosas y que probablemente nadie se lo iba a agradecer, que actuaba de este modo por un principio puramente moral, cívico, político… me impresionó mucho y me dio la idea de este personaje”, ha narrado. “Ay del país que necesita héroes!”, ha exclamado Vargas Llosa en un momento de la presentación Y es que, en su opinión, los héroes cotidianos, comunes y corrientes, los que salvaguardan la reserva moral del país, son los fundamentales, frente a los héroes epónimos.

A su lado, aparecen viejos conocidos del mundo literario del escritor, como el sargentoLituma o don Rigobertodoña Lucrecia y Fonchito; todos moviéndose ahora en un Perú muy próspero. Preguntado sobre las razones de volver a incorporarlos en su obra, Vargas Llosa ha contado, con el buen humor que le caracteriza, que hay personajes que no desaparecen. “Desaparecen las historias, pero ellos se quedan allí, un poco en la memoria y al empezar otra comparecen como ofreciéndose, como diciendo: Yo no fui suficientemente aprovechado en esa historia. Aquí estoy. Corrige tu error. Aprovéchame de nuevo. Saca todas las posibilidades que hay en mí (…). En el caso de esta novela era normal que Lituma, los inconquistables,que son piuranos, personajes nacidos de historias piuranas, ahora que vuelvo a escribir una historia piurana, de alguna manera reaparezcan. Siempre me ha intrigado y no tengo una respuesta a por qué ciertos personajes siguen ahí y siguen como urgiéndome a que vuelva a incorporarlos a una historia, como si no hubieran sido suficientemente aprovechados en todas sus posibilidades”.

Aunque al principio iba a ser una sola historia, el escritor ha revelado que apenas empezó a trabajar en ella surgió la idea de enriquecerla, complementarla con una especie de contraste anecdótico entre dos personajes, dos familias, dos mundos, dos ciudades, dos sectores sociales… “Y así fue como en esta novela aparece una familia que ya ha sido protagonista de otras historias mías, la de don Rigoberto, doña Lucrecia y el hijo de él, Fonchito. No sé por qué siempre que he escrito una novela siempre he tenido la necesidad de juntar varias historias, tal vez porque la novela es un género que se extiende mucho en el tiempo, es un género social que nunca cuenta la historia de un personaje, sino un personaje sumido en un contexto, en un entorno, en un medio… Y creo q eso se manifiesta, sobre todo en mi caso, en la coexistencia de historias distintas dentro de una novela, historias que poco a poco van fundiéndose y convirtiéndose en una sola historia”.

El escritor peruano, que se ha confesado tan inseguro ahora como cuando empezó a escribir, ha declarado que `El héroe discreto´ se ha gestado como prácticamente todas las ficciones que ha escrito: a partir de experiencias personales. “En mi caso, y en el de una gran mayoría de escritores, la imaginación no trabaja en abstracto, sino a partir de ciertas imágenes que la memoria ha conservado, imágenes que proceden de experiencias vividas. Eso no quiere decir que todas las ficciones sean autobiografías disimuladas, sino que en muchos casos la imaginación, la fantasía necesita trabajar sobre recuerdos para dispararse hacia lo imaginario, hacia la fantasía, que es el corazón de toda ficción”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>